Berenjenas al estilo turco (receta fácil y saludable)

Cuando probé por primera vez este plato me enamoró, por la textura y el sabor de las berenjenas junto al resto de ingredientes que me recuerda al tumbet mallorquín, pero con el toque de ajo que hace inconfundible el toque turco que está tan rico en este plato. Sin duda, cada uno ajusta el sabor a su gusto, pero en cualquier caso, queda delicioso sin duda. Una receta que se hace fácil y que es ideal para acompañar carnes o pescado o comerlo tal cual como unas berenjenas al estilo turco.
Ingredientes
  • 3 berenjenas 
  • 4 pimientos verdes (pimiento italiano) 
  • 6 tomates maduros 
  • 3 cebollas 
  • unas ramas de perejil 
  • 4-5 ajos 
  • aceite de olive virgen extra 
  • sal 
  • pimienta negra recién molida
Elaboración
1.- Pelamos las berenjenas y las cortamos en rodajas a lo largo de 3 a 4 milímetros de grosor y seguido las ponemos dentro de un recipiente con abundante agua fría y un puñado de sal para que pierdan el amargo durante unos 15 minutos.

Mientras tanto lavamos los pimientos y les quitamos las semillas, después los cortamos en trozos y los reservamos.

2.- Cortamos las cebollas en juliana o tiras finas, pelamos los tomates y seguido los cortamos en trozos, picamos un puñadito de hojas de perejil y las reservamos en un recipiente aparte, picamos muy menudo los ajos, los añadimos al perejil, mezclamos bien y lo reservamos para más adelante.

3.- Cuando ha pasado el tiempo de reposo en agua de las berenjenas las escurrimos bien y las secamos con servilletas de papel, seguido ponemos una hoja de papel de horno sobre una bandeja plana y repartimos un poquito de aceite con una brocha de silicona por encima de cada berenjena por los 2 lados.

4.- Ponemos las berenjenas en la bandeja y las horneamos con el horno precalentado a 190ºC (375ºF) con calor arriba y abajo unos 20 minutos, si es necesario ponemos 2 bandejas para hacerlas todas a la vez, una vez horneadas las retiramos del horno y las reservamos en un plato tapadas con papel de aluminio.

5.- Ponemos una sartén al fuego con unas 3 cucharadas de aceite y freímos los pimientos con una pizca de sal durante unos 10 minutos removiendo a menudo, los escurrimos bien del aceite y los reservamos en un plato, en el mismo aceite pochamos la cebolla con una pizca de sal durante unos 7 a 8 minutos y después añadimos los tomates cocinamos todo junto durante unos 12 minutos más tapado y removiendo a menudo.

6.- Una vez cocinado el sofrito de tomate lo rectificamos de sal si es necesario y le ponemos pimienta molida al gusto y mezclamos bien, lo retiramos del fuego y montamos la bandeja, ponemos en el fondo de la bandeja un poco del sofrito de tomate y lo repartimos por toda la base, encima colocamos una capa de berenjenas.

7.- Por encima de las berenjenas repartimos una capa de pimientos, sobre los pimiento repartimos un poco de la mezcla de ajo y perejil, encima ponemos un poco de sofrito de tomate y encima ponemos otra capa de berenjenas, repetimos con otra capa de pimientos y encima repetimos un poco de ajo con perejil.

Seguido ponemos un poco más de sofrito de tomate y cubrimos con el resto de berenjenas.

8.- Repartimos por encima el resto del sofrito de tomate y cubrimos la bandeja con papel de aluminio para que hornee bien y coja todos los sabores y ya lo tenemos listo para hornea.

9.- Horneamos con el horno precalentado a 190ºC (375ºF) con calor arriba y abajo durante unos 20-25 minutos cubierto con el papel de aluminio. Después le quito el papel de aluminio y lo dejo 5 minutos más o hasta que veamos que cuece por todas partes por igual, una vez horneado lo retiramos del horno y listo para servir y disfrutar.

¡Probadlo, os va a encantar!

Ir a la receta original: