Nuggets de garbanzos

Hola amig@s, hoy os traigo unos nuggets de garbanzos que están deliciosos y además son aptos para veganos.

Ingredientes

  • 400 gr. de garbanzos cocidos 
  • 1 cucharada de levadura nutricional 
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo 
  • 1 cucharadita de ajo en polvo 
  • 1 cucharadita de comino en polvo 
  • 1 cucharadita de sal 
  • 1 cucharadita de pimienta 
  • chorrito de aceite

Elaboración

Empezaremos escurriendo un bote de garbanzos, aunque si queréis podéis cocer vosotros mismos los garbanzos.

El líquido se puede aprovechar para hacer múltiples recetas, así que no lo tiréis.


Cuando ya tenemos los garbanzos bien escurridos los añadimos a un procesador de alimentos, añadimos también 1 cucharada de levadura nutricional, 1 cucharadita de cebolla en polvo, 1 cucharadita de ajo en polvo, 1 cucharadita de comino en polvo, 1 cucharadita de pimienta negra y 1 cucharadita de sal y lo trituramos todo hasta conseguir una masa.


Añadimos la masa a un recipiente amplio, la cubrimos con papel film y dejamos reposar en la nevera mínimo 30 minutos.


En este recipiente tengo harina de trigo, en este otro tengo panko que es un pan rallado japonés, pero si no tenéis panko podéis utilizar el pan rallado que tengáis y en el este plato vamos a añadir un poco de bebida vegetal, yo en este caso estoy utilizando una bebida de arroz.

Ahora vamos cogiendo porciones de la masa y le vamos dando forma de nugget o la forma que queráis, lo pasamos por harina, sacudimos el exceso de harina, lo pasamos ahora por la bebida de arroz, que se empape bien y después lo pasamos por panko.

A medida que vamos empanando los nuggets, los vamos dejando sobre un plato.


Con estas cantidades me han salido 13 nuggets. Yo lo que voy a hacer será congelar la mitad para comerlos otro día.

Ponemos los nuggets en una bandeja de horno y con la ayuda de un pincel de silicona les untamos un poco de aceite de oliva por encima.


Y a continuación los metemos en el horno previamente precalentado a 220º centígrados durante unos 20 minutos o hasta que veáis que se empiezan a dorar.