Tarta de la abuela

Tarta de la abuela
Esta es una de las tartas tradicionales más sencillas de hacer, la tarta de galletas, natillas y chocolate que nos hacían nuestras abuelitas para celebrar los cumpleaños ¡y que tantos recuerdos nos traen de ellas! Es una tarta riquísima que gusta a todos y aunque siempre es un acierto hacerla, ahora en verano y con el calor que nos hace, aún lo es más. No necesita horno y fresca de la nevera está deliciosa con esas capas de galletas y natillas frías y cremosas, cubiertas con un fresquito chocolate.
Ingredientes

Para el flan o natillas: 

  • 1 litro de leche
  • 2 sobres de Flanín o de cualquier preparado para hacer flan
  • 7 u 8 cucharadas soperas de azúcar 

Para las capas de galletas: 

  • galletas María rectangulares o cuadradas
  • leche para mojar las galletas 

Para la capa de chocolate: 

  • 1 tableta de chocolate negro de cobertura
  • 200 ml. de nata
  • 1 cucharada de mantequilla
Elaboración
Primero de todo vamos a preparar el flan, lo mejor es seguir las instrucciones del sobre: del litro de leche separa un vaso y disuelve en él los sobres de natillas. Pon el resto de la leche en un cazo a calentar a fuego medio. Cuando empiece a hervir añade el azúcar y el vaso de leche con los sobres disueltos, baja a fuego lento y remueve con unas varillas continuamente para evitar que se peguen en el fondo.

En cuanto veas que espesa apaga el fuego y ponte a montar la tarta con las galletas. Si tu molde es de cristal como el mío, unta con un poco de mantequilla antes de poner la capa de galletas y así no se levantan al echarles las natillas encima.

En un bol o plato hondo pon leche para mojar las galletas. Moja las galletas en la leche rápidamente para que no se reblandezcan demasiado y ponlas en el molde formando la primera capa. Vierte por encima de las galletas la primera capa de natillas y repártela bien por todo el molde.

Coloca otra capa de galletas y echa por encima la segunda de natillas. Vuelve a poner otra de galletas. Yo he puesto 3 capas de galletas y 2 de natillas, pero puedes poner las que tu quieras dependiendo de tu molde. Pon la tarta en la nevera durante unas 2 o 3 horas para que se enfríe bien y se endurezca.

Vamos a preparar la capa de chocolate: pon en un bol la nata y calienta en el microondas hasta que empiece a hervir. Saca el bol y añade el chocolate troceado. Remueve bien hasta que esté completamente derretido, puedes añadir un poquito de mantequilla para que le de brillo a la tarta.

Deja que se enfríe un poco para que coja cuerpo y cubre toda la tarta con el chocolate. Pon la tarta en la nevera para que repose y se enfríe bien, y se queden más consistentes las capas durante al menos 2 o 3 horas, mejor si la haces de un día para otro.

Otra opción de montaje de las capas sería alternar capas de natillas con otras de chocolate.