Hogarmania.com

Plantas

8 plantas de interior muy resistentes y fáciles de cuidar


Entre todas variedades de plantas de interior que podemos encontrar, hay algunas muy populares por ser muy resistentes y fáciles de cultivar.

Os contamos sus nombres, sus características y los pocos cuidados que necesitan para que se mantengan sanas y bonitas.


¿Os estáis iniciando en el mundo de la jardinería o no soléis tener mucha mano con las plantas? No os preocupéis, os mostramos 8 variedades con las que no tendréis que estar constantemente encima de ellas para que estén preciosas. ¡Apenas requieren mantenimiento!

Todas ellas se caracterizan por tener hojas en distintas tonalidades de verde y por ser muy resistentes y fáciles de cuidar. Normalmente, suelen estar en patios o en entradas de las casas en las que no hay mucha luz. ¿Queréis conocer sus nombres?

8 Plantas de interior muy resistentes y fáciles de cultivar

1. Chamaedorea elegans

Chamaedorea elegans o Camadorea es una palmera de interior que requiere muy pocos cuidados. Con un poco de luz es capaz de crecer y no necesita gran cantidad de riegos.

Chamaedorea elegans 4 palmeras de interior resistentes

Se podría decir que es una planta que crece sin hacerle gran caso y se le considera la palmácea más fácil de cultivar en interior.

Es habitual que, debido a los ambientes secos de vuestros hogares, a la camadorea se le sequen las puntas de las hojas. Podéis evitarlo pulverizando las hojas regularmente.

2. Sansevieria

La Sansevieria o lengua de tigre es una planta crasa con hojas verticales en color verde que es capaz de crecer con muy poca luz. Es una planta para portales y porches muy típica.

sansevieriaVariedades de sansevieria

Es conocida también por el nombre de lengua de gato y se puede encontrar diferentes variedades. Todas ellas destacan por el potencial estético que pueden lograr en el interior del hogar.

Si buscáis una planta sin mantenimiento, es perfecta para vosotros, lo único que hay que evitar es el exceso de humedad ya que podría provocar podredumbre.

Un dato curioso sobre las sansevierias es que purifican el aire. ¿Lo sabíais? Forman parte del grupo de plantas purificadoras que, según la NASA, limpian de tóxicos el entorno.

3. Clivia Miniata

La Clivia Miniata es una planta muy decorativa con unas hojas verdes oscuras. Al finalizar el invierno, suele florecer y se convierte en una planta muy elegante que, con muy pocos cuidados, puede florecer todos los años.

clivia3 plantas de invierno para tener en el interior de casa

No es muy exigente en cuanto a la luz. Puede crecer y mantenerse con vida en los rincones menos luminosos aunque agradece aquellos más luminosos. El exceso de sol, sin embargo, puede dañar las hojas verdes, creándoles quemaduras y amarillamientos.

4. Aralia

La Fatsi Japonica o Aralia es una planta muy resistente tanto para interior como exterior y necesita muy pocos cuidados.

araliaReproducir aralia japónica

Tiene unas hojas preciosas de gran tamaño con forma palmeada y muy brillantes que se deben limpiar de vez en cuando. Os mostramos cómo limpiar y dar brillo a las hojas de las plantas de interior.

Est planta tolera exposiciones de poca luz, pero siempre crecerá más frondosa y densa en presencia de una mayor luminosidad.

El sol puede llegar a dañar sus hojas verdes, por lo que puede ser cultivada en exterior siempre que le hagamos sombra.

5. Aspidistra

La Aspidistra es otra planta muy resistente y se caracteriza por tener un tallo largo y esbelto y unas hojas en forma de lanza de un color verde oscuro. Aunque te olvides de regarla, mantendrá su verdor (aunque no se debe descuidar nunca).

aspisitraReproducción de la Aspidistra

Es una de las plantas de interior más resistentes y fáciles de cultivar ya que puede subsistir con muy poca luz. ¡Es casi imposible matarla! Es una planta perfecta para principiantes.

Uno de los requisitos esenciales para tener éxito con esta planta es la exposición, que no sea excesivamente soleada. Con mucho sol, las hojas amarillearán y pudiendo producir un quemazón.

6. Zamioculca

La Zamioculca es una planta muy resistente y poco exigente. Esto, unido a su porte atípico y moderno, la convierten en una planta de interior indispensable para cualquier hogar.

zamioculcaTrasplantar y plantar una zamioculca

Se caracteriza por ser una planta no necesita muchos riegos ni cuidados y tiene una hoja verde muy elegante.

Tiene unos tallos que parecen crasos y, si se riegan mucho, tienden a secarse. Es por eso que se recomienda dejar que el sustrato se seque.

No es muy exigente en cuanto a la luz y crece bien, incluso, en aquellos lugares donde no hay mucha luz natural (pero con suficiente suplemento de luz artificial). Sin embargo, para potenciar un correcto desarrollo, agradece una posición luminosa pero sin incidencia del sol directo.

7. Beaucarnea

La Beaucarnea es una planta que apenas queriere cuidados y mantenimiento. Es muy resistente y puede llegar a alcanzar una envergadura considerable.

BeaucarneaCómo plantar una pata de elefante o beaucarnea

Es muy apropiada para cualquier salón y, su nombre corriente, Pata de Elefante, proviene de la forma que tiene su tallo que se engrosa en la base y, en cuyo interior, tiene una reserva de agua. Si os interesa este tipo de plantas con tronco decorativo, os encantarán también la Nolina y el Tártago.

Además del atractivo del propio tronco, en la coronación salen unos tallos compuestos por muchas hojas, estrechas, largas y con una curvatura muy peculiar.

8. Esparraguera

La esparraguera es una planta muy resistente. Las raíces poseen unas cápsulas que son unas reservas de agua, por lo que aguantarán muy bien en condiciones de poca agua. (No hay que regar en exceso).

esparragueraComposición con helechos y esparragueras

Para mantener ese color verde brillante, es mejor tenerla en la sombra ya que el sol las quema y tiende a amarillearlas. Es una planta que suele estar preciosa en los balcones que dan al norte.

Con el paso de los años, el grueso sistema radicular de la esparraguera llegará a saturar el contenedor, por tanto, cada dos o tres años es necesario realizar un cambio de tiesto, pasando a uno de mayor tamaño o, realizando una poda de raíces, en el caso de que queramos mantener el tiesto original.

Como habéis podido comprobar, todas estas plantas de interior son unas supervivientes. Con unos pequeños cuidados que les deis, disfrutaréis de toda su belleza en vuestros hogares. ¡Animaros y cread vuestro pequeño rincón verde!

Tags relacionados plantas